,

Aprobación modificación de los Estatutos

Días pasados fueron ratificadas, por la autoridad eclesiástica, las modificaciones introducidas en nuestras vigentes reglas. Del mismo modo, dichos cambios fueron aprobados por el Cabildo General de Hermanos el pasado 24 de noviembre.

El objeto de las modificaciones consiste en incorporar al título de la Hermandad la advocación del Santísimo Cristo de la Victoria, así como fijar los detalles del culto a esta particular devoción que desde ahora se une a la de la Santa Cruz y a la de Nuestra Señora de los Dolores en su Amparo y Misericordia.

Como no podía ser de otro modo, el Señor Jesús siempre ha estado presente en la vida de la Hermandad, pero a partir de ahora lo estará aún más, si cabe, bajo la preciosa advocación que los hermanos de la Santa Cruz hemos elegido para él: Santísimo Cristo de la Victoria.

No fue casual la elección: la Santa Cruz, alrededor de la que nos congregamos desde la fundación de la Hermandad, fue el trono sobre el que nuestro Señor realzó su Victoria sobre la muerte y el pecado.

Aguardarnos ahora con renovada esperanza la venida de la imagen que vendrá a recibir culto bajo esta denominación de Santísimo Cristo de la Victoria. El imaginero prosigue con calma, sin prisa, el precioso trabajo de dar forma con su arte a la mejor estampa posible del Señor, nuestra razón de ser. Más pronto que tarde, recibiremos en nuestra iglesia la talla del crucificado que acompañará en su capilla a nuestra madre de los Dolores en su Amparo y Misericordia. Allí, a sus pies, podremos seguir encontrando inspiración para nuestras vidas, consuelo para nuestra aflicción y esperanza para un mañana siempre a su lado.

Entretanto, ya podernos decir con alegría “Santísimo Cristo de la Victoria”, “Ten piedad de Nosotros”.

 

   

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *